comunicación para la salud

Al menos 8 de cada 10 personas buscan en internet antes de comprar.

¿Te ven a ti?

¿Les gusta lo que ven?

¿Tienes presencia digital?

Si quieres hacer crecer su negocio desde internet, estás en un buen sitio.

Te ayudaremos a crear y mantener una buena presencia digital.

aplaudir icono comunicación para la salud

¿Nos presentamos?

¡Hola!

Bienvenido, bienvenida a nuestra casa digital y muchísimas gracias por visitarnos.

Un breve apunte para empezar:

Ahora estás aquí.

Y da igual si has entrado porque buscabas algo en lo que podemos ayudarte, o si te hemos encontrado nosotros porque tenemos algo que ofrecerte.

Estás aquí, y no en otro lugar, en este preciso instante.

Y eso no es fruto de la casualidad.

En internet no existe el azar.

Y tampoco la adivinación…

Sin embargo…

Aquí estás…

Es más:

Es probable que tengas conexión con el sector sanitario…

Es probable que te interese dar a conocer tus productos y servicios…

Es probable que quieras posicionarte como un referente en una zona geográfica concreta…

Y es probable que lo hayas intentado trasteando con las redes sociales…

Si resulta que tu negocio entra en la órbita sanitaria, lo que hemos hecho contigo (espero que con amabilidad y elegancia), es colocarnos en tu radar para que nos conozcas, poder conectar, y ver si surge la chispa…

icono chispa amor comunicación para la salud

Y justo eso, entre otras cosas, es lo que podemos hacer por ti:

Primero: hacerte visible para los clientes que todavía no saben nada de tu existencia y por tanto no te pueden comprar.

Segundo: que los que ya te conocen no te abandonen y te sigan comprando.

¿Te interesa?

¿Esto de internet y las redes sociales vale para algo?

Entendemos que tienes un negocio estructurado (una farmacia, una clínica dental, un gabinete de nutrición, un gabinete psicológico, un laboratorio, una clínica veterinaria, etc.) y que te interesa darlo a conocer.

Y sabes que la gente del siglo XXI, cuando quiere algo, lo primero que hace es buscar en Google o en Facebook, o le pregunta a algún vecino o conocido.

Por eso usar las redes sociales para hacer publicidad, o incluso combinar esa estrategia con algún evento presencial en tu local puede ser una buena idea.

Es posible que incluso hayas comenzado a publicar contenido en alguna de esas redes o en una página web que empezaste con mucha ilusión, sí, pero al poco se quedó, como la red, petrificada en el tiempo…

O que le hayas encargado a alguno de tus empleados que vaya subiendo fotos de tus productos y servicios…

Incluso es posible que un amigo, cuñado o similar te esté llevando el Facebook y el Instagram

(cri…cri…cri…)

¿Y de qué te ha servido?

La mayoría de las veces, para casi nada.

Todo sigue igual.

Nos ve poca gente, no notamos un aumento de ventas y pensamos que esto de las redes es un rollo y que no sirve para nada.

Puede, todo hay que decirlo, que lo estéis petando porque lo hacéis muy bien y os resulta súper rentable… ¡Nada que objetar y enhorabuena por ser la excepción!

¡Si nos mandas un correo para cotillear tu negocio y aprender, te lo agradecemos!

Pero lo habitual es que tengas resultados mediocres y que te canse tanta historia, porque hacerlo bien es laborioso y supone una carga añadida a las que ya tienes, que no son pocas.

No es tu culpa.

Nosotros también hemos estado ahí…

Y aquí está la clave de todo:

Algunos siguen anclados en el internet del siglo XVII y no entienden que lo de llevar las redes, el blog, el Google MyBusiness o crear una web, es un trabajo.

No un entretenimiento.

No algo para hacer en los ratos libres.

No. Es un trabajo. Y un trabajo muy serio si quieres hacerlo bien.

Y si te dedicas a la salud, el peor escenario posible no es el del aburrimiento, ni que pierdas el tiempo de mala manera, ni que llegues tarde a cenar…

Lo peor es que por un error evitable transmitas una información equivocada o poco fiable y te cargues tu reputación digital.

Esa reputación, esa marca personal, vale oro y pesa como el plomo.

Recuperar credibilidad digital es muy complicado.

Para la mayoría de los profesionales sanitarios el viaje habitual en internet empieza en la ilusión y acaba en un pozo de frustración.

Y terminan concluyendo que todo esto va de subir tonterías en TikTok y de tener suerte.

Pero no es así.

Es un trabajo que tiene un recorrido, un aprendizaje y unas normas.

Tres reflexiones básicas

Piensa que el negocio de las redes sociales (el de internet en general) no es tu negocio, sino el de otras personas que se lucran por mercadear con tus datos.

Otra cosa es que nos ofrezcan oportunidades (principalmente visibilidad) que puedes aprovechar si sabes cómo hacerlo.

Las redes no generan negocio, simplemente deben llevar a tu cliente a tu web que es la casa de tu negocio, y a partir de ahí, empezar a hablar.

Estás en un nicho muy complejo: la salud es un terreno de muy alta sensibilidad.

¿Confiarías tu reputación digital a tu cuñado, el que sabe de ordenadores? ¿Le encargarías el diseño de una infografía sobre la hipertensión arterial con el logo de tu negocio sólo porque dibuja muy bien?

¿O mejor lo dejas en manos de profesionales sanitarios que saben lo que se puede publicar o no, porque tienen muy claro qué es un paper, qué es la evidencia científica y qué es una referencia bibliográfica, y que además saben cómo poner todo eso en un poster chulo que lo entiende todo el mundo?

tres

Necesitas ser constante para tener marca y presencia digital.

No puedes ser visible un mes, luego volver a la cueva, y reaparecer como el Guadiana, pero a saber cuándo y dónde. Tampoco debieras perder el tiempo estrujando tus neuronas a ver qué publicas en tu web o en tus redes sociales si tienes alguien que lo puede hacer por ti.

Presencia es estar siempre presente en la mente de tus clientes para que acudan a ti cuando te necesiten.

Si no te conocen, no te llaman.

Si no te recuerdan, tampoco.

Hay que hacer las cosas bien, y hacerlas bien todo el rato.

Sin más.

Te preguntarás que por qué nosotros, o que quiénes somos.

Lo primero: hacemos esto porque queremos divertirnos trabajando.

Nos ha parecido una buena idea montar un negocio que nos cause placer haciendo lo que nos gusta y nos permita generar ingresos.

Llevamos un porrón de años en nuestros trabajos respectivos. Somos buenos en lo que hacemos, y no lo decimos sólo nosotros, lo dicen nuestros clientes y pacientes a los que atendemos.

No es necesaria la falsa modestia: conocemos el terreno, conocemos el lenguaje del profesional sanitario de primera mano y hablamos el idioma de la calle porque somos personas normales con los anillos bien sujetos a los dedos.

Son muchos años y una mochila muy amplia divulgando y aprendiendo en internet. Puedes mirar nuestros perfiles en la sección de quiénes somos y todo eso.

Nos encanta internet, nos lo pasamos pipa aquí dentro y lo más gracioso es que nos conocimos gracias a las redes.

Pero eso es una historia para otro momento y lugar 😉

Y sí, queremos ayudarte a crecer, a hacerte visible y a vender más; evidentemente esa es nuestra propuesta de valor, la forma cool de nombrar el producto que vendemos

A estas alturas de la vida queremos disfrutar haciendo algo que nos encanta y poder vivir de ello.

Reinvención o evolución profesional, tanto da.

Como niños con sus zapatos nuevos, así estamos nosotros con todo lo que nos ofrece el universo digital.

Nos encanta crear cosas de la nada: pensar los textos, los dibujos, las viñetas, los logotipos…

Escribir, dibujar, poner una música, una imagen, un cartel…

Contar historias, con o sin letras.

Llevar lo físico a lo virtual y viceversa.

Hacer un poco de arte, tal vez.

Si, somos un poco artistas. O mucho. O todo.

Artistas y cuando hay que ponerse el mono y echarle horas a programar o cuadrar un diseño, ahí estamos.

Productos y servicios

Puede que acabes de aterrizar en este mundo y que no tengas muy claro qué podemos hacer por ti.

No pasa nada, cada uno entra en lo digital cuando le llega su tiempo.

Dos ideas muy sencillas:

Idea 1:

Casi todos tus potenciales clientes buscan información en internet.

Igual que tú, ¿verdad?

Bien.

Como te explicamos al principio, que en Google algo aparezca en primer o segundo lugar no es casualidad.

Que en Facebook te salga el anuncio de una clínica y no de otra, tampoco.

Que salgas tú o salga otra persona cuando entra en sus redes depende de un trabajo previo.

Plan 1: hacer que salgas en internet cuando tu cliente busque lo que ofreces

Idea 2:

Las personas que pasan por delante de tu negocio pueden entrar o seguir con sus pensamientos…

Que un cartel que ves por la calle te llame la atención o no…

Que esa pantalla que tienes en el escaparate de tu farmacia enganche o no…

Que tengas algo físico de valor que se puedan llevar a casa al margen de sus compras…

Todo eso marca una diferencia.

Plan 2: que tengas una estrategia coherente dentro y fuera de internet

Nosotros hacemos esto por ti de tres maneras:

Gestionar tu universo online: blog, redes sociales, tienda virtual, etc. para que te encuentren y quieran saber más.

Gestionar tu universo offline: ¿qué tienes que cambiar o qué le falta a tu negocio para que enganche?

tres

Gestionar el online y el offline de manera combinada y complementaria (la bomba)

Por ejemplo:

Igual crees que necesitas Twitter y lo mejor es Pinterest.

O simplemente hacer que Google te quiera…

O tienes un nicho en TikTok que ni te imaginas.

O necesitas resucitar tu blog en coma.

O diseñar una campaña en tu barrio.

Cada caso es un mundo.

Lo miramos, le damos una vuelta y te proponemos algo.

Y si pensamos que en tu caso no merece la pena estar en internet (ya será raro), te lo diremos.

No seremos los mejores vendedores, pero serios y honestos, sí.

No me dedico a la salud, pero me gusta mucho lo que hacéis. ¿Podemos trabajar juntos?

No te vamos a vender milongas.

Lo nuestro es la salud.

Pero hemos colaborado con otros sectores en momentos puntuales.

Lo mejor es que lo hablemos y veremos si tiene sentido esa colaboración.

Recuerda: queremos divertirnos, y para eso necesitamos tener el control y sentirnos cómodos con lo que hacemos.

No se trata de colarte un servicio de llevar las redes.

Eso lo puede hacer mucha gente y seguramente te cobrarán menos.

Es muy probable que no haya match, pero…

¿Por qué nosotros?

Como decía Sabina, nos sobran los motivos, pero te vamos a dar tres:

Porque somos profesionales de la salud (dos farmacéuticas y un médico) con años de experiencia, autoridad en la materia y absoluta honestidad en nuestros planteamientos.

Es decir, tenemos el conocimiento sanitario, sabemos dónde buscarlo y cómo interpretarlo.

Y no vamos a aceptar propuestas sin ética ni un mínimo de rigor.

Nos consideramos tus iguales y nos trataremos entre iguales.

Porque sabemos lo que es el marketing digital y todo lo que éste puede hacer por un profesional de la salud que tiene un buen producto que ofrecer.

Lo que significa que tenemos el conocimiento mercantil del siglo XXI.

Recuerda que no puedes entender internet con la idea que tenían los romanos sobre el comercio, pero tampoco hay que volverse locos haciendo cosas extrañas.

Contamos con las personas que saben del tema.

tres

Porque esta combinación de (profesionales de la salud con canas) + (expertos en marketing digital sin tontunas) es extraordinariamente buena.

Insistimos con esto: somos tus iguales, solo que disponemos del tiempo, del conocimiento y de las herramientas que tú no tienes para salir de la oscuridad digital.

Igual hay más motivos, pero deberían ser suficientes si realmente te lo quieres tomar en serio.

Pero si no somos tu crush, no pasa nada. Te deseamos muy buena suerte en tu búsqueda. Hay gente muy güena por ahí que te podrá ayudar mejor que nosotros.

Ya está: lo tengo claro. ¿Cuándo empezamos?

Ante todo, mucha calma.

No lo tengo claro, cuéntame más cosas

Venga seguimos desfaziendo entuertos:

«Es que vale mucho dinero«

Bueno, el tema estrella…

Nuestros productos y servicios, como los tuyos, valen dinero.

Si es mucho o poco, eso ya depende de cómo lo mires y de qué valores.

Como cada caso es un mundo, antes de pedir un presupuesto debes calcular cuánto cuesta:

dejar de ser anónimo en internet

Que es de lo que se trata al final para que puedas aumentar tus ventas.

un trabajo personalizado

No una plantilla de Instagram para todos los clientes y el mismo diseño para la web. Aquí no tenemos el mismo café para todos.

dormir con tranquilidad

Nunca, nunca, nunca saldrá publicada una barbaridad que te cueste mucho más de lo que vale un año de programación en redes…

disponer de tiempo libre

Para atender a tus clientes o a tu familia en vez de estar haciendo vídeos cutres en el salón de casa o pensando qué tuitear en el día mundial sin humo…

generar marca personal

Infografías, flyers, etc. profesionales y personalizadas que refuercen tu marca personal y que no se confundan con el menú de restaurante chino que tienes imantado en la nevera…

Sólo tú puedes decidir lo que quieres invertir en ganar visibilidad sin sustos ni agobios.

Y somos claros: no te aseguramos un retorno de la inversión inmediato, ni que vayas a vender más en dos semanas, ni que mañana tengas lista de espera en tu consulta.  Esto no sería ni realista ni honesto.

Trabajamos en proyectos a largo plazo, midiendo y corrigiendo lo que haga falta.

No vendemos humo.

Nosotros te sacamos de la cueva y te dejamos hecho un pincel bien guapo para que tus potenciales clientes se fijen en ti.

El resto, aumentar ventas, vendrá mientras tenga algo que alguien necesita.

Y es evidente que a más visibilidad y más interés, más ventas.

Te aportamos conocimiento, tiempo y seriedad.

Si eres de los que intentaron salir a conquistar internet y cayeron en el intento, sabes de qué estamos hablando.

Estamos aquí para que el siguiente intento sea un éxito.

Sabemos que cada euro cuesta conseguirlo. Pero ahorrar a veces no es pagar menos ni pretender que te salga gratis, sino invertir en lo adecuado.

Ahorrar en costes y dejar tu marca y tu presencia en las manos equivocadas, te saldrá caro.

Y en salud, caro es carísimo.

¿Hablamos?

Si te interesa lo que te hemos contado, déjanos tu email para seguir recibiendo cositas buenas sobre salud y marketing digital.

Y, si quieres que trabajemos juntos, dinos en qué te podemos ayudar.

Y si no tienes claro si te podemos ayudar o no, también te podemos ayudar con eso.

No te cortes y escríbenos.

Utilizaremos tu mail para contarte cosas raras y lavarte el cerebro.

Lo de siempre, vaya… 😉

Un saludo y gracias por llegar hasta aquí.

Comunicación para la Salud