Los «pilares»​ del SEO de las páginas web sobre salud

¿Por dónde empiezo en Internet?

Esta es una de las preguntas que más frecuentemente nos hacéis los profesionales de la salud con ganas de crecer en la red.

En mi modesta opinión -da igual si se trata de una persona o una organización (clínica, consulta, gabinete…)- lo más recomendable es que empieces teniendo una web «decente»

1. Lanza tu página web

Sin una web eres un homeless digital

(No recuerdo ahora a quién se lo escuché primero…)

Por mil motivos, me atrevo a recomendarte que te olvides de Wix y otras plataformas de publicación del estilo (Squarespace, Weebly, Jimdo…). Si vas en serio a Internet no pierdas el tiempo en Blogger o en Wordpress.com de Automattic.

El primer paso será contratar a un desarrollador de WordPress competente. Una web sencilla puede costarte de 600€ a 1.000€ dependiendo de las funcionalidades que incluyas.

Y deja atado el mantenimiento y actualización de la instalación de tu página. No es caro: por menos de 30 euros al mes podrás despreocuparte de la parte «técnica» centrándote en el contenido…

2. Intenta «gustar» a Google desde el principio

Te vendrá genial leer un poco sobre SEO para saber -al menos de manera superficial- cómo gustar a Google si tienes una web sobre salud

Sin exagerar, en Internet vas a poder leer cientos de miles y millones de artículos con trucos y atajos para lograr «posicionarte» en las primeras posiciones del buscador… Mucho, muchísimos de ellos son tan inútiles como curiosos. Otros forman parte de la mitología o la prehistoria del SEO que el mismo Google ha ido desautorizando…

En el SEO no hay milagros. No hay atajos.

Para encantar a Google hay que trabajar bastante y no se consiguen buenos resultados rápidamente…

¿Cuáles son los factores de clasificación que maneja Google que hacen que algunas páginas sanitarias aparezcan arriba cuando los pacientes hacen sus búsquedas sobre salud?

Yo ya no sé si son 100 o 150; 30 o 600 los factores que tiene en cuenta el algoritmo de Google a la hora de rankear las páginas sobre salud… 

Por experiencia (y muchas horas de lectura y debate con gente que sabe mucho más que yo) tengo claro que si quieres crecer orgánicamente en la red vas a tener que dedicar tiempo a publicar el mejor contenido posible facilitando que Google lo entienda utilizando metaetiquetas y marcado Schema; tu web deberá cumplir los «mínimos técnicos» y de usabilidad exigidos por Google. Tienes que procurar que páginas relevantes en el sector sanitario te enlacen (linkbuilding) y cuidar el enlazado interno de tu página. Es indispensable que demuestres conocimiento, experiencia y autoridad en los temas que tratas (Señales EAT)

Y si lo que pretendes es posicionar una web de un negocio sanitario con «local físico» (consulta, gabinete, clínica, farmacia, hospital, centro de fisioterapia…) no te va a quedar más remedio que curiosear sobre Seo Local…

1. El contenido…

El objetivo de Google es responder a las necesidades de sus usuarios. Si tu contenido es bueno -aportas información valiosa- y se ajusta a la intención de búsqueda de su cliente -la persona que usa el buscador- tienes ya muchos puntos para aparecer en los primeros resultados.

Tú contenido tiene que ser útil y relevante para el usuario

Google sabe que el mundo real cambia y que las respuestas que va dando sus usuarios también tienen que hacerlo.

Es verdad que gran parte de la información sanitaria no cambiar significativamente en el corto plazo… pero a Google le gustan las webs que están vivas; que publican con cierta frecuencia y revisan periódicamente lo publicado completando o corrigiendo la información sobre salud. 

El uso correcto de metadatos y el marcado Schema ayudará a que Google entienda mucho mejor tu página… 

2. Factores técnicos indispensables para el SEO en las páginas de salud

La persona que se ocupe de tu web debería responsabilizarse de esto… Tu papel es comprobar que está bien resuelta la adaptación a móvil y que está bien optimizada la experiencia de usuario (Te recomiendo que leas este post sobre las CoreWebVitals del blog de Juan González Villa)

¡Ah! Es esencial que tú web tenga bien implementado el certificado de seguridad SSL. 

3. Los enlaces…

Es muy difícil -por no decirte imposible- que puedas rankear arriba en las búsquedas de Google sin tener enlaces de otras webs relevantes en el sector salud hacia tu contenido. No voy a extenderme aquí porque puedes encontrar mil post sobre linkbuilding en la red. 

4. Señales EAT

Para reducir la información engañosa sobre salud, Google está dejando fuera de las búsquedas de salud los contenidos y webs que no tienen conocimiento, autoridad y experiencia demostrable contenido sanitario que difunden. Esto tiene que ver con la EAT. Te dejo un artículo con el que lo entenderás mejor… 

Sin señales EAT trabajadas será muy complicado que posiciones contenido sobre salud

5. SEO local

Además de todo lo anterior, si lo que quieres posicionar es la web de una clínica, una consulta privada, una farmacia, un hospital… cualquier negocio sanitario desarrollado en un local físico donde recibir a los pacientes -o atiendes como profesional de la salud a domicilio -no te va a quedar más remedio que echarle un ojo al tema del SEO local… que es mucho más que la ficha de Google My Business.

3. Newsletter

No olvides poner en marcha desde el minuto 1 una newsletter / club / área privada que te permita acercarte por correo electrónico a tus lectores. Sean muchos o pocos… los emails son uno de tus activos más valiosos…

Una vez tengas esto en marcha, lánzate si quieres a conquistar Instagram o TikTok…

Por Eduardo Tornos Inza

Especialista en Marketing Digital. Ayudo a profesionales de la salud, pacientes y asociaciones a mejorar su visibilidad online. #WordPress #SEOlocal #SEOsalud. Formador.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *