¿Hemos cambiado nuestros hábitos de consumo en los últimos años?

hábitos de consumo

¿Hemos cambiado nuestros hábitos de consumo en los últimos años?

Sí.

Y comprender cómo evolucionamos es necesario para ofrecer propuestas que encajen con las nuevas necesidades y deseos de nuestros clientes.

En esta entrada vamos a aprender sobre ello. Nos basamos en dos fuentes interesantes:

Por un lado, el último informe presentado por Mediabrands Discovery (Consumer Disruption) sobre las tendencias que están marcando el comportamiento de los consumidores y su relación con las marcas en la actualidad. Su hub estratégico de exploración de tendencias en el mercado español ha identificado y analizado los seis puntos estratégicos hacia donde deberían enfocarse las empresas.

Y, en paralelo, revisaremos lo que se desprende de la página Think with Google, un referente en el sector, que nos informa sobre qué búsquedas estamos haciendo de manera activa en Google en este 2022, una forma directa de saber qué quieren los consumidores.

Un entorno de incertidumbre y dualidad emocional

Situémonos en el marco referencial apropiado.

Vivimos en un entorno en el que la incertidumbre continúa dominando el escenario, tanto por las situaciones globales conocidas (pandemia, la guerra en Ucrania, el cambio climático o la situación económica), como por circunstancias personales, existenciales, financieras o vitales muy complejas.

La mejora de los datos epidemiológicos de la pandemia (menos hospitalizados, menos casos graves) gracias a las altas tasas de vacunación, ha hecho que lleguemos (al menos por el momento) a la “ansiada normalidad”, convirtiendo el 2022 en el año de la dualidad emocional: la coexistencia de un elevado grado incertidumbre junto a un sentimiento optimista a la vez.

En esta complejidad, las empresas deben conocer cómo influye el cambio en el comportamiento y los hábitos de consumo de las personas. Quieren saber cómo es el nuevo consumidor y qué necesidades tiene, para adaptarse y ofrecerle soluciones adecuadas y lo antes posible. El nuevo consumidor: un perfil más conectado, más digital.

El nuevo consumidor: un perfil más conectado, más digital y que no quiere quedarse en casa

Nos encontramos ante un consumidor que adolece de la llamada fatiga pandémica, y cansado del “quédate en casa”, que desea salir y disfrutar de nuevas experiencias.

Un consumidor más conectado, con mayor dominio del ecosistema digital y para el que la inmediatez y el confort son una prioridad.  Cuenta con un mayor poder de decisión ya que se informa, consulta otras opiniones y, además, opina, por lo que también ejerce un cierto poder de influencia sobre otros consumidores.

Según las últimas tendencias de búsqueda de Google, el consumidor medio realiza más búsquedas activas mientras socializa (por ejemplo, busca de manera activa los mejores locales para comer)  y  sobre actividades colectivas, como asistir a conciertos (con un aumento del 140%) o teatros (más del 60%).

Seis tendencias clave para entender al consumidor

Estas seis tendencias marcarán la relación entre el consumidor y las marcas: felicidad, consumo sostenible, economía digital, autocuidado, control de los gastos y exigencia de un mayor compromiso por parte de las marcas.

¿En qué consisten?

1. Yolo Spirit:  El yo por encima de lo que opinen los demás.

Yolo son las iniciales de You Only Live Once, sólo se vive una vez, frase que refleja cómo se reconfiguran las prioridades y pone la búsqueda de la felicidad como un objetivo básico para los consumidores.

La incertidumbre nos ha hecho sentir vulnerables. Las medidas sanitarias adoptadas durante la pandemia impidieron que socializáramos como veníamos haciendo hasta entonces. Hemos perdido a familiares y a amigos, y hemos vivido la fragilidad y la volatilidad de la vida de primera mano.

El pensamiento predominante en la población, tras dos años de restricciones, es el de volver a socializar y poder recuperar el tiempo perdido. Queremos ser felices, y según las tendencias de búsqueda de Google, experimentar emociones intensas mientras navegamos por un mundo que no para de cambiar.

Las marcas tienen la oportunidad de ayudar a las personas a realizar esos cambios vitales guiándoles para conseguir la felicidad deseada a través de experiencias (incluidas las que rodean la compra) y actividades de entretenimiento que logren conectar son sus pasiones.

Y hablando de felicidad. Según el Informe Mundial de la Felicidad, realizado por la red de Soluciones para el Desarrollo sostenible (SDSN), España se encuentra en el puesto 29 en el Ranking de la Felicidad, aunque es el segundo país más infeliz de Europa tal como declara este otro estudio anual que realiza la multinacional de mercados Ipsos (Global Happines 2022).

La salud, la familia y encontrar un sentido a la vida son las claves de la felicidad, como reflejamos en la siguiente infografía.

¿Qué nos hace felices?

Y las cosas que menos felices nos hacen, a nivel global son:

  • Pasar tiempo en redes sociales (13%)
  • Mudarse a otro país (18%)
  • Un nuevo liderazgo político en el país (23%)
  • Las posesiones materiales (24%)
  • Destinar tiempo o dinero a la caridad (24%)

2. Backup Mindset: Less doesn´t mean loss.

El fin de la economía de la abundancia hace que los consumidores sean más realistas y conscientes, que busquen alternativas más sostenibles.

Para tomar decisiones sostenibles en su día a día, necesitan la ayuda de las marcas.

Según las tendencias de consumo en la actualidad, consultando qué búsquedas hacen las audiencias en Google, cuando se trata de hacer compras respetuosas con el medio ambiente, los consumidores no están dispuestos a cambiar calidad, comodidad o rentabilidad por sostenibilidad. Los clientes esperan que se les ofrezcan opciones más ecológicas, pero sin renunciar a otras ventajas de los productos.

Los clientes esperan que se les ofrezcan opciones más sostenibles, pero sin renunciar a otras ventajas de los productos.

Por lo tanto, las marcas deben:

  • Apostar por alternativas más sostenibles, donde el minimalismo sea un aliado del bienestar personal.
  • Potenciar el valor por encima de la inmediatez, demostrándoles que la sostenibilidad es capaz de satisfacer sus necesidades personales más urgentes cuando realizan una compra.
  • Crear experiencias positivas y gratificantes que no supongan esfuerzo para animar a los consumidores a seguir realizando acciones sostenibles que impulsen el cambio a largo plazo.

3. Next Reality: La explosión de la economía digital.

El Metaverso, los NFTs, las Criptomonedas… La cultura digital evoluciona y ofrece a las personas un nuevo lugar donde interactuar, crear o consumir.

Las empresas pueden expandir su presencia en otros canales o entornos digitales, generar nuevas líneas de producto o democratizar territorios y experiencias que antes no estaban alcance de todos.

4. Visible Care: el autocuidado como necesidad principal más que como capricho.

La pandemia nos ha obligado a replantear nuestras prioridades; hemos puesto el bienestar y la salud en primer lugar.

El cuidado ha pasado a ser el centro de atención y no solo con nosotros mismos, sino con los demás, lo que nos hace sentir emocionalmente plenos. Así lo reflejan las últimas tendencias de búsqueda de Google, con un énfasis adicional en un estilo de vida equilibrado y un concepto más integral de bienestar, físico y mental, dando más importancia a nuestra salud a largo plazo.

En España, por ejemplo, queremos saber cosas como estas:

  • Cómo cuidar nuestra dieta.
  • Aspectos de salud mental, con un aumento del 55% en búsquedas relacionadas con el tema.
  • Otras búsquedas que pueden estar en relación con lo anterior, como refleja el aumento del 50% del interés por problemas como los “sudores nocturnos”.

Desde Comunicación para la Salud, como profesionales sanitarios, creemos en la necesidad de cuidar nuestra comunicación para aportar el contenido de valor adecuado para que el nuevo cliente/usuario/paciente pueda resolver sus necesidades.

Las marcas tienen la oportunidad de apostar por referentes que sean auténticos y representativos, que reflejen la diversidad de la sociedad. En este contexto, la tecnología también será una gran aliada para promover un bienestar conectado y ayudar a los usuarios.

5. Fans of Control: El control frente a la incertidumbre.

Mientras el mundo se enfrenta a dificultades económicas, los consumidores, preocupados por nuestro panorama financiero buscamos términos como inflación, el precio de la luz o cuándo poner la lavadora.

Los sentimientos de precariedad e inseguridad financiera hacen que los consumidores busquen una mayor sensación de control. Necesitan claridad, transparencia, flexibilidad y opciones para tomar decisiones que se adapten a sus necesidades.

Los consumidores esperan que las marcas intenten ayudar, por ejemplo, con ofertas especiales y descuentos, demostrando su valor. Deben simplificar su decisión de compra en cada momento.

6. Purpose Check: No basta con el propósito, hay que medirlo.

Los consumidores han llegado más allá de querer que las marcas sean éticas y exigen ver acciones medibles, transparentes y coherentes de las marcas que apoyan.

Las marcas no solo tendrán que comunicar su propósito, sino que deberán demostrarlo a través de acciones medibles que evalúen su impacto.

Gestionando la incertidumbre

Osler definía el ejercicio de la medicina como la ciencia de la incertidumbre y el arte de la probabilidad, pues las decisiones se toman en contextos donde la información es incompleta e inaccesible aún después de realizar todas las pruebas indicadas.

El marketing, como en medicina, resulta complicado e impredecible. La incertidumbre deriva de la variabilidad de las personas, de sus preocupaciones, de sus valores y de las expectativas que tengan puestas en una marca.

Al igual que dos personas pueden no responden igual a un mismo tratamiento, la respuesta ante la creatividad de un anuncio o la profundidad de un mensaje será diferente. Pero, eso sí: si el tratamiento o el anuncio se basan en el conocimiento del medio y de las personas, la probabilidad de éxito aumenta.

Y de eso se trata, de gestionar (bien) las probabilidades.

Y hablando de probabilidades ¿Cuál es la probabilidad de que si te ha gustado este artículo lo compartas o nos dejes un comentario?

Aquí estamos, gestionando la incertidumbre. 😉

Te dejamos la infografía completa, por si resultara de tu interés.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz clic SI ACCEDES a que tratemos los datos que libremente nos envías con tu comentario (nombre, email, IP y los relativos a tu mensaje) según aparece en la nuestra Política de privacidad.. Solo los utilizaremos para responderte y mantenernos en contacto. La información quedará registrada en los servidores de Raiola Networks. La conservaremos hasta que tú quieras que la eliminemos o cierre esta web. El responsable de los datos es el webmaster de Comunicación para la salud. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o eliminación de esta información enviándonos un mensaje desde la sección de contacto. IMPORTANTE: una vez aprobado tu comentario aparecerá publicado en la web y podrá ser leído por otras personas. *